A Random Image
A la memoria de mi abuelo: Alfonso Barbecho Rodríguez
(13 enero 1913 / 8 julio 2007)
Locations of visitors to this page Miembro de Exit

Nueva Creación: escena–III

Luís Álvarez Yuste (páginas 14/15/16/17/18/19/20)

[Se presenta el mozo de nuevo con la bandeja en la cual lleva una botella y dos vasos, la deposita en la mesa y llena los tres vasos que hay en ella, quedando de pie y frente a la platea. Esta acción la ejecuta con rapidez, agregando a continuación de Pedro:]

Mozo:
Mas ha salido un flamenco
que ha dicho: ¡No más rencores!
Nuestro pasado olvidemos.

Juan:
Y ese flamenco ¿eres tú?

Mozo:
No amigo. Que tal portento
ha surgido en la Argentina.
Es el común descontento
de todos cuantos amamos
la libertad y el progreso.

Pedro:
Hablas igual que si fueras
poeta de cuerpo entero.

Mozo:
Si a esto llamas ser poeta
como tal me considero.
Pero soy un hombre práctico
que a realidades me atengo
y voy a solicitarles
colaboren al momento
junto con los españoles
que amamos un nuevo credo
donde la fraternidad
es nuestro mejor anhelo.

Juan:
Te pones interesante.
Sabes que te considero
como apóstol de una idea
en fin, no se, de algo nuevo.

Pedro:
Hace más de veinte años
exiliados y en destierro
llevamos porque el franquismo
domina allí en nuestro suelo
en nuestra patria querida.
Solar de nuestros abuelos.
Si vuestros padres y el mío
fueron enemigos fieros,
no es lógico que nosotros
por tal causa nos matemos.

Mozo:
Eso no, porque orgullosos
ante el magnífico ejemplo
que nos dan los argentinos
al considerarse pueblo
hijo de la Madre España.
Tenemos que estar contentos
y darnos un fuerte abrazo
todos los que allí nacemos.

Juan:
Pidamos al pueblo noble
en que hoy vivimos contentos
acudan en nuestra ayuda,
para que los pobres presos
que gimen tras las rejas
del franquismo traicionero
recobren la libertad
a la que tienen derecho.

Pedro:
Así me gusta que hables.
Desde ya te considero
como un amigo leal
y al ver que eres sincero
te propongo que te afilies
a nuestro gran movimiento.

Juan:
Para eso me pinto solo.
Porque me gano sustento
embadurnando paredes
y los pinceles moviendo.
Pues han de saber que soy,
junto con Goya, un chapucero.

Pedro:
No te lo tomes a broma
amigo, que esto es muy serio
y presten bien atención
y no lo tomen a cuento.
Como expuse anteriormente
veinte años vamos sufriendo
al mas cruel de los tiranos
que jamás dominó pueblos.
Los más fieles aliados
que tal están consistiendo
no son ya sus partidarios
sino que todos aquellos
que se han opuesto a lograr
un grande bloque de esfuerzos
por aquello del refrán:
“si son galgos o podencos”.
Otros, por si combatieron
y fueron los responsables.
Otros de sus desaciertos.
Que si hoces que si martillos.
Que si blanco, que si negros.

Mozo:
Que si Rusia que si China.
Que si Andorra que si Méjico.
¡Que si el diablo cargue
con lo caduco y lo viejo!

Juan:
Se donde vas a parar
y ya conozco tu intento:
seguro que a proponerme
para que ingrese en el templo
que la Juventud de España
con grandísimo talento
han hecho a la Democracia
dirigiendo así su esfuerzo
a nuestra patria querida
sumido en el sufrimiento.
Amigo, llegaste tarde.
Tengo mi carné, te muestro
que soy el número tres
y aunque detrás van dos ceros
soy un socio fundador.

Pedro:
Chico, me dejas perplejo.
Yo también soy fundador
aunque tengo el cuatrocientos.

Mozo:
Yo pido mi afiliación
porque se que lucharemos
para que los españoles
nuestra filas estrechemos.
Dentro de una democracia
donde todos nos amemos.
Donde todas las ideas
tengan cabida y respeto.
Donde solo exista un anti:
antifranquismo perpetuo
para que España recobre
libertades y progreso.

Juan:
Para que todos unidos
en un cariño fraterno
olvidemos del pasado
los más trágicos recuerdos.

[Juan y Pedro se incorporan y este, pasando uno de sus brazos por los hombros de sus compañeros, dice:]

Pedro:
Entonemos nuestro himno.
Cantemos todos ¡cantemos!

© Liberto Álvarez Fernández

Inicio

Texto original

Nueva Creación (pag.14) Nueva Creación (pag.15) Nueva Creación (pag.16) Nueva Creación (pag.17) Nueva Creación (pag.18) Nueva Creación (pag.19) Nueva Creación (pag.20)